top of page

Diabetes:una epidemia en constante crecimiento



La diabetes mellitus (DM) ha emergido como una crisis global de salud pública en los últimos años. Para aquellos que viven con esta enfermedad, el acceso a tratamientos, incluyendo la insulina, se convierte en una cuestión vital para su supervivencia.

Hoy en día, cerca de 463 millones de adultos entre 20 y 79 años padecen diabetes, lo que representa un 9.3% de la población mundial en este grupo de edad.

La diabetes es una afección metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre, que con el tiempo ocasiona graves daños en el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios.


La variante más común es la diabetes tipo 2, que generalmente afecta a los adultos y se desarrolla cuando el cuerpo se vuelve resistente a la insulina o no produce suficiente. El sobrepeso u obesidad y la falta de actividad física son los principales factores de riesgo asociados a este tipo de diabetes.


La diabetes tipo 1, anteriormente conocida como diabetes juvenil o insulinodependiente, es una afección crónica en la que el páncreas produce poca o ninguna insulina por sí mismo.


En 2019, en América, la diabetes ocupó el sexto lugar en la lista de principales causas de muerte, con un estimado de 244,084 fallecimientos directamente atribuibles a la enfermedad.


PACTO MUNDIAL CONTRA LA DIABETES


El Pacto Mundial Contra la Diabetes, lanzado por la Organización Mundial de la Salud en abril de 2021, es una iniciativa global que se centra en mejorar la prevención y atención de la diabetes, con especial énfasis en apoyar a los países de ingresos bajos y medianos. Este pacto reúne a gobiernos nacionales, organizaciones de la ONU, ONGs, entidades del sector privado, instituciones académicas, fundaciones filantrópicas, personas que viven con diabetes y donantes internacionales con el objetivo de reducir el riesgo de diabetes y garantizar que todos los diagnosticados con esta enfermedad tengan acceso a un tratamiento y atención equitativos, integrales, accesibles y de alta calidad.


La prevención de la diabetes es posible a través de la adopción de un estilo de vida saludable, que incluye una dieta equilibrada, actividad física regular, mantener un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco.



La cirugía bariátrica puede conducir a la remisión de la diabetes

Es fundamental destacar que la diabetes es tratable, y sus complicaciones se pueden prevenir o retrasar con la ayuda de una dieta adecuada, ejercicio, medicamentos y revisiones periódicas para abordar posibles complicaciones.


La cirugía bariátrica, en particular, ofrece una vía de esperanza para aquellos que luchan contra la obesidad y la diabetes tipo 2. Estudios han demostrado que los pacientes con obesidad y diabetes tipo 2 que se someten a cirugía bariátrica y experimentan una remisión de la diabetes durante una década reducen en un 60% el riesgo de cáncer en comparación con los que reciben atención convencional.


Para quienes padecen diabetes tipo 2, la cirugía bariátrica puede ofrecer un camino hacia la normalización de los niveles de azúcar en sangre, con una probabilidad del 90% de éxito, dependiendo de la capacidad del páncreas del paciente.

La cirugía bariátrica también brinda múltiples beneficios para combatir la obesidad, desde la reducción del apetito y la pérdida significativa de peso hasta la mejora de la autoestima, la vida social y las oportunidades laborales. Además, puede controlar la hipertensión arterial, reducir el colesterol y disminuir los riesgos de enfermedades cardíacas, reflujo gastroesofágico, apnea del sueño, asma y problemas respiratorios.



Síntomas

Es esencial reconocer los síntomas de la diabetes, como sed excesiva, micción frecuente, visión borrosa, fatiga y pérdida de peso inexplicada, y buscar atención médica temprana. La diabetes puede tener consecuencias graves, como ataques cardíacos, derrames cerebrales, insuficiencia renal y pérdida de visión.


En la diabetes tipo 1 la medicina de precisión y la tecnología son los grandes avances. La diabetes tipo 2, en su mayoría prevenible, se está volviendo más común, incluso en niños. La diabetes gestacional, que afecta a las embarazadas, también requiere una atención especial.


La prevención de estas enfermedades implica mantener un peso corporal saludable, actividad física regular, una dieta equilibrada, sin azúcares ni grasas saturadas, y evitar el tabaco.

La diabetes es una epidemia mundial en constante crecimiento. Sin embargo, la prevención y el tratamiento adecuado pueden marcar una gran diferencia. La cirugía bariátrica ofrece una solución prometedora para aquellos con diabetes tipo 2 y obesidad. Es fundamental que todos estemos conscientes de esta crisis y trabajemos juntos para combatirla.



¿Querés saber más de esta enfermedad?

La Dra. Boccadora, especialista en Diabetes y Obesidad, nos cuesta más sobre esta condición. ¡Agradecemos a la doctora por brindarnos esta valiosa información!





Dra. Mariela Boccadora

Medicina interna - Especializada Diabetes y Obesidad

MN 101348

@maboccadoro

162 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page