top of page

¿Qué es el Dengue?

El dengue es una enfermedad causada por un virus que se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado (vector).


Esta tiene un comportamiento estacionario, es decir, en el hemisferio Sur la mayoría de los casos ocurren durante la primera mitad del año, en cambio, en el hemisferio Norte, los casos ocurren mayormente en la segunda mitad. Este patrón corresponde a los meses más cálidos y lluviosos.



MOSQUITO TRANSMISOR


En las Américas, el vector principal responsable de la trasmisión es el mosquito Aedes

aegypti.


La hembra del mosquito se infecta luego de alimentarse con sangre de una persona que tiene el virus en su cuerpo y así, después de unos días el mosquito puede transmitir el virus a otras personas.



Hábitat

El Aedes aegypti es un mosquito doméstico (que vive en y cerca de las casas y edificaciones) que se reproduce en cualquier recipiente artificial o natural que contenga agua. Los huevos de Aedes aegypti pueden resistir las condiciones ambientales secas durante más de un año: de hecho, esta es una de las estrategias más importantes que la especie emplea para sobrevivir y propagarse.



ciclo de vida

El mosquito puede completar su ciclo de vida, desde el huevo hasta el adulto, en 7-10 días; los mosquitos adultos generalmente viven de 4 a 6 semanas. La hembra Aedes aegypti es responsable de la transmisión de enfermedades porque necesita sangre humana para el desarrollo de sus óvulos y para su metabolismo. El macho no se alimenta de sangre.



actividad

El mosquito es más activo temprano en la mañana y al anochecer, por lo que estos son los períodos de mayor riesgo de picaduras. Sin embargo, las hembras, que necesitan

continuar alimentándose, buscarán una fuente de sangre en otros momentos. La hembra se alimenta cada 3-4 días; sin embargo, si no pueden extraer suficiente sangre, continúan alimentándose cada momento que pueden.



VIRUS DEL DENGUE Y ENFERMEDAD



Existen cuatro serotipos del virus del Dengue (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4). Cada uno puede causar infección en una misma persona. La infección por un serotipo deja inmunidad de por vida contra ese serotipo, pero solo por algunos meses contra los demás serotipos. Es por esto que una segunda infección por un serotipo diferente aumenta el riesgo de padecer dengue grave.


La enfermedad puede tener diferentes presentaciones clínicas y una evolución impredecible. La mayoría de las infecciones son asintomáticas, pero en algunos casos pueden presentar síntomas 5 a 7 días después de la picadura del mosquito.



Signos y síntomas

• Fiebre (de menos de 7 días de duración).

• Sarpullido (exantema) que causa picazón.

• Malestar general.

• Cefalea (dolor de cabeza).

• Dolor retroocular.

• Dolor muscular.

• Dolores articulares.

• Cansancio intenso.

• Náuseas y vómitos.


En algunos casos evoluciona a formas graves, especialmente en presencia de factores de riesgo, como una segunda infección por el virus del dengue o comorbilidades (asma, diabetes mellitus, inmunosupresión entre otras). Estos casos requerirán internación para un adecuado manejo de las complicaciones.


Los síntomas del dengue grave suelen presentarse cuando desaparece la fiebre.


Para un diagnóstico correcto, la técnica de laboratorio a emplear depende de los días de evolución de la infección, es fundamental conocer la fecha de inicio de los síntomas y de la toma de muestra:




  • 0-3 día de evolución: Ag NS1 y PCR

  • 4, 5 y 6 de evolución: Ag NS1, PCR, Ac. IgM.


  • > o = 7 días de evolución: Ac. IgM.

  • Fase convaleciente (> 10 días): Ac. IgM, Ac. IgG.


La detección de Ag NS1 se utiliza como screening en muestras de 0 a 4 días de evolución ya que permite la detección rápida desde el primer día de fiebre y antes que aparezcan los anticuerpos específicos, ofreciendo una ventaja diagnóstica muy importante.


Signos de alarma

• Dolor abdominal

• Vómitos (al menos 3 veces en 24 horas)

• Sangrado en nariz, encías, vómitos, orina o heces

• Sensación de cansancio, inquietud o irritabilidad

• Somnolencia

• Mareos o desmayo


Ante cualquier signo de alarma se debe acudir de inmediato a la unidad de salud más

cercana.


Tratamiento

Como no existe tratamiento específico para el dengue, lo habitual es aliviar el dolor.


En la mayoría de los casos, el dengue se puede tratar en el domicilio con medicamentos como paracetamol, pero deberían evitarse los AINE (antiinflamatorios no esteroideos), como el ibuprofeno y la aspirina, porque aumentan el riesgo de hemorragia.


Las personas con dengue grave necesitan ser hospitalizadas.


También se dispone de la vacuna Dengvaxia® para las personas que han tenido dengue al menos una vez y viven en lugares donde la enfermedad es frecuente.


¿Cómo prevenimos el Dengue?


La prevención y el control del dengue debe ser intersectorial e involucrar a la familia y

la comunidad.


Una de las medidas más importantes para prevenir el dengue es eliminar los lugares donde se cría el mosquito. La fumigación puede ayudar a disminuir la población de mosquitos adultos, pero no es muy útil para evitar que los mosquitos se reproduzcan.


Dado que la hembra coloca sus huevos en los bordes de recipientes donde haya agua acumulada, se recomiendan las siguientes acciones:


• Evitar la acumulación de agua en recipientes al aire libre (macetas, botellas u otros)

• Cubrir adecuadamente los tanques y depósitos de agua;

• Evitar acumular basura;

• Limpiar y cambiar todos los días el agua de aquellos recipientes que contienen o

acumulan agua, como el drenaje del aire acondicionado, floreros y bebederos de animales.


Por otro lado, es importante protegerse de las picaduras en los mosquitos. Para ello:


• Usar frecuentemente repelentes.

• Utilizare ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante

las actividades al aire libre.

• Colocar mosquiteros en las aberturas y tules sobre cunas y cochecitos de bebés.


Si te diagnosticaron dengue, reforzar las medidas de prevención para evitar que los mosquitos te piquen a vos y luego piquen a otras personas. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos.


¡En OCMI nos gusta trabajar en equipo! Agradecemos a los bioquímicos de OCMI por brindarnos esta información valiosa.


Bioq. Giuliana Baldezzari

Bioq. Andres Albrecht

-

Bibliografía



44 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Bình luận


bottom of page