top of page

Prevenir la obesidad en familia


¿Sabías que la familia también puede ser un factor clave para el desarrollo de la obesidad?


Los padres no sólo pueden transmitir la obesidad a sus hijos a través de los genes, es decir por herencia, sino que sus costumbres alimenticias y, en general, su estilo de vida y comportamiento pueden afectar al buen desarrollo infantil y adolescente. Por eso la familia es fundamental para extender los hábitos saludables entre los más pequeños.


Es muy importante que todo aquello que queremos inculcarles, nosotros también lo hagamos. Hay que procurar seguir una dieta sana, al igual que ellos.

Muy significativamente, los niños que crecen en una familia con hábitos alimentarios incorrectos y con un estilo de vida sedentario (en el que no se controla el tiempo ante la televisión, los videojuegos y el ordenador), tienen un riesgo superior al 33% para padecer, cuando menos, sobrepeso u obesidad en su juventud.

Entre los hábitos incorrectos destacan la falta de control o planificación en la alimentación infantil así como un desayuno en fuga, es decir, escaso, rápido y casi saliendo de casa.

"El comportamiento alimentario y de convivencia se aprende más en casa que en la escuela". Estos hechos han sido estudiados en una amplia estadística por la Universidad Estatal de Arizona (National Longitudinal Study of Adolescent Health*).

"El desayuno, es la comida más importante del día y el tiempo dedicado a la actividad física predice con fidelidad la tendencia al incremento de peso. No es una sorpresa". Es decir, a más actividad física, menos peso.



las recomendaciones para prevenir esta enfermedad suelen ser las siguientes:

  • Sé un modelo para que todos lleven una alimentación saludable

  • Trabaja para cambiar los hábitos alimenticios, el desayuno es super importante. El desayuno variado es la comida más importante del día, hay que realizarlo con tiempo suficiente.

  • Actividad física. Desde un paseo familiar hasta la práctica de algún deporte, todo eso debe ser estimulado por los padres desde los primeros años.

  • Controla la tendencia al sedentarismo, juegos de consola, televisión, etc. Limita el tiempo de uso de pantallas a menos de dos horas por día.

  • Al momento de las compras opta siempre por productos más saludables.





119 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page